Competir sobre el Agua

Lunes, 18 Agosto   

Si todo esto no sacia tu sed de experimentar con la moto de agua, el mundo de la
competición es la salida perfecta para exprimir tanto tu máquina como tu físico. Desde carreras amateurs hasta eventos internacionales, la competición ofrece múltiples formas de participar en estos eventos.

Para iniciarse lo más sencillo es inscribirse en alguna de las pruebas de corta duración (un día o un fin de semana) como puede ser una de freeride (acrobacias y grandes saltos incluidos) o decantarse por un campeonato regional (los más conocidos son el Campeonato de la Región de Murcia, el Open del Mediterráneo y el Campeonato Catalán, aunque Andalucía, Galicia o Cantabria también disputan sus respectivos Campeonatos). A un nivel superior se encuentra el Campeonato de España de Motos

Acuáticas Beefeater, que reúne a los mejores pilotos de nuestro territorio en una competición que rodea España de carrera en carrera. La Copa del Rey, las diferentes
pruebas del Europeo de Motos Acuáticas (IJSBA), el Beefeater International Endurance
o la Copa del Mundo son muestra de hasta donde llega la competición en el mundo de
la motonáutica.

Claro está que, al máximo nivel, los costes crecen desorbitadamente, con costosos desplazamientos transoceánicos y mucha inversión en material para asegurar la competitividad sobre el agua. Aún así, en las grandes competiciones internacionales hay categorías específicas para las motos sin modificaciones, lo que abarata en buena parte esta gran inversión.